Tenemos 7 chakras principales….. ¡¡¡y punto!!!!

  • Por Carlos  Muñoz –

Permitannos empezar por esta frase a modo de ejemplo para llegar a la conclusión final.
La mayoría de nosotros tenemos esa creencia instalada porque es la versión más extendida según la mayoría de las disciplinas. Seguramente tendrán todas ellas un origen en común.
Pero resulta que hay otras donde los chakras principales son 9, o 13 según el sistema egipcio, 14 según el sistema pleyadiano,….
Incluso hay sistemas de 3, e incluso 1.
¿Pero que pasa? ¿Quién se equivoca? ¿Cuál es el que más se acerca a la realidad?

En Software Rojo lo tenemos claro. Todos tienen razón. Cada uno de esos sistemas tiene su fundamento basado en una forma de ver las cosas.
Sabemos que la realidad es algo totalmente SUBJETIVO. Nuestros sentidos, junto con nuestros filtros mentales hacen una interpretación personal y única de eso que consideramos “externo”. Ésto es posible porque somos Consciencia y un fractal de la Inteligencia Universal. Creamos lo que creemos, de manera que todo tipo de realidad es posible.
Que crees que trabajar en los 3 chakras principales es lo mejor y suficiente…, pues lo es. Que crees que 7 tiene màs sentido para ti porque te da la sensación de manejar más información y para ti la comprensión es fundamental…, pues 7 es mejor. Que el sistema egipcio era más completo y…..
En definitiva, cualquier visión de la realidad es válida para operar en ella, siempre y cuando lo sientas como lo piensas. Dicho en otras palabras, todo vale si se es coherente con lo que uno hace.
Si tu creencia es que el origen de las enfermedades es el desequilibrio entre virus, bacterias, hongos y parásitos,  entonces la consecuencia lógica puede ser descubrir un sistema como el Par Biomagnético en el que se pretende restablecer el equilibrio entre esos microorganismos para restablecer la salud usando imanes. Pero claro, si tu visión del Ser Humano es otra, si crees que somos Consciencia, si piensas que los microorganismos trabajan en equipo dentro del cuerpo para establecer los mensajes de la Consciencia, entonces la consecuencia lógica será otro tipo de terapéutica que aborde los conflictos y no al “mensajero”.
Pero este escrito no es para “lo que debería ser”, sino para dejar clara la idea de que todo está bien, todo es perfecto, para el “desde dónde” del que opera.
Llegados a este punto, ¿qué sentido tienen los fundamentalismos terapéuticos?, ¿los dogmas?, ¿las confrontaciones?
Todas las terapias y todas las visiones de la realidad son igualmente válidas, y generan un amplio abanico de posibilidades a las que pueden acercarse las personas que sientan necesitar ayuda guiados por su afinidad personal.

Carlos Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s