Tu legado.

Por Carlos Muñoz-

¿Alguna vez te has preguntado que haces en este mundo? ¿Alguna vez te paraste a pensar cuál va a ser tu legado en la corriente de la evolución humana?

Desde tiempos inmemoriales han habido personajes históricos que han pretendido dejar “huella” con grandes conquistas, con descubrimientos increíbles para su época, con construcciones titánicas milenarias, etc. El gran Ego de muchas de las personas más poderosas que han pisado la Tierra han intentado dejar un “magnífico legado” a la humanidad, pensando más en ser recordados para siempre que en contribuir al crecimiento de nuestra especie. Es una manera de buscar la inmortalidad, ya que no podía ser con su cuerpo físico, al menos con su obra. Y realmente muchos lo consiguieron. Los libros de historia hablan y hablarán por mucho tiempo de esos personajes. Pero ésto que solamente parecen delirios de grandeza de un pequeño grupo de personas, es una realidad absoluta para todo el mundo que ha pisado y pisará este hermoso planeta.

Debido a que los Inconscientes de todas las personas están conectados en uno sólo (Inconsciente Colectivo), todas y cada una de las experiencias de cada uno de los individuos alimentan a esa gran nube de datos. Desde los grandes multimillonarios, peluqueras, deportistas famosos, políticos, profesores, abogados, charcuteros, agricultores, pilotos de aviación, estudiantes, etc, todos incorporan sus experiencias, sus asuntos sin resolver, sus soluciones satisfactorias a ciertos problemas, sus traumas y sus alegrías. No nos damos ni cuenta y resulta que nuestra vida deja su impronta en la eternidad, NUESTRO LEGADO. La vida de un Ser Humano es un pestañeo instantáneo en un tiempo compuesto de eones, pero es un eslabón de una larga cadena de pestañeos que al final conforman la eternidad.

Tu vida es tu vida, única e irrepetible, pero resulta que también es parte de la vida de los demás ya que todos somos influidos por esa nube de datos que alimentamos con nuestras experiencias.

Normalmente las personas no van más allá del legado que quieren para sus hijos, pero ya ha llegado la hora de hacernos adultos, de tomar conciencia de la IMPORTANCIA DE NUESTRA EXISTENCIA. Tu vida es sumamente importante, tanto como la del presidente de EEUU (por poner un ejemplo).

Nos quejamos constantemente de lo mal que está el mundo, pero resulta que somos parte activa en cómo está el mundo. Alimentamos esta realidad tanto como los militares de la OTAN o los científicos del colisionador de Hadrones.

¿Quieres que el mundo mejore? Sé tu el cambio, haz de tu vida el ejemplo de mundo que deseas para tus hijos. Ello dejará tu impronta, tendrá su influencia, además de hacerte sentir bien mientras lo vives.

Y ésto nos lleva al libre albedrío y a la capacidad de decisión que tenemos. Podemos elegir cómo queremos vivir, aunque a veces tengamos las zancadillas que nos pone nuestra mente. Pero si realmente tienes un compromiso sincero contigo mismo para ser cada día una mejor versión de ti, el esfuerzo habrá valido la pena. Tú más feliz, tus seres queridos contentos de sentirte feliz y un granito de arena de coherencia y felicidad que aportas al universo.

Simplemente perfecto.

Carlos Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s