Muérete rápido por favor.

Por Gemma Pitarch-

La muerte es un tema del que poca gente habla claro porque es doloroso.

Ese momento en el que un ser querido por ancianidad o enfermedad, se acerca al momento de marchar y de lo que suele suceder en su entorno inmediato.

No sé que nos da más miedo, si morir o sufrir muriendo.

Cuando preguntas a una persona cómo le gustaría morir, normalmente dice durmiendo, nadie quiere ser consciente de ese tránsito por el miedo a lo desconocido que todos tenemos y mucho menos imaginar que ese tránsito se pueda dar con sufrimiento y dolor.

Alguien dijo una vez que el ser humano suele morir de la misma forma que ha vivido. Si has vivido tu vida sufriendo, entonces la dejas también sufriendo.

Pero del aspecto que quiero hablar, es de la actitud que tenemos los que “estamos obligados” a acompañar a un ser que se va. Si, digo “obligados” precisamente por la resistencia que tenemos a ese suceso inevitable en toda vida.

No solo por enfrentarnos al sentimiento de vacío y pérdida que esa persona deja en nuestras vidas, me refiero a la actitud.

He visto  muchos casos donde la persona que está gravemente enferma, ni siquiera lo sabe. La familia le oculta que le quedan semanas o días de vida, dicen que para evitar que sufra, pero esta actitud me parece sumamente egoísta. En realidad evitan encarar los ojos del enfermo y decirle la verdad que nadie quiere afrontar. Evitan el propio sufrimiento que genera la despedida y el miedo que tenemos a la muerte.

Actuando así, le robamos a esa persona el poder de decidir qué quiere hacer en sus últimos días, con quién quiere hablar, de quién se quiere despedir, qué cosas que nunca ha dicho quiere decir, o qué personas o lugares quiere ver por última vez antes de dejar esta existencia. Le robamos el derecho a irse con sus asuntos resueltos y en paz.

Le robamos la oportunidad de expresar el miedo que pueda tener a su propio tránsito y de recibir palabras que lo alienten y reconforten puesto que al no decirle nada, lo mantenemos hasta el instante final con la duda de si será o no el final.

Somos tan egoístas que hasta en esos momentos sólo nos guiamos por nuestro propio sufrimiento, proyectándolo en el que se va y pretendiendo salvarlo de algo que es solo nuestro.

Y en los casos donde la persona sí sabe que se va, tenemos una familia de compungidos dolientes a su alrededor, sufriendo de antemano la pérdida y olvidándose de que esa persona todavía no se ha ido y está debatiéndose entre sus incertidumbres internas sobre su tránsito y el dolor que ve a su alrededor.

Hay personas que incluso mueren solas, porque sus allegados son incapaces de soportar su propio sufrimiento y miedo a morir reflejado en la mirada del que se va.

Acompañar a una persona moribunda no es sencillo, puesto que nos enfrenta con todas nuestras carencias y nuestros miedos.

Pero si estás en una situación así, quiero decirte una pocas palabras para tu reflexión:

Si amas a esa persona, no le prives del conocimiento de su situación, no presupongas que va a entrar en pánico por saber que se va, es algo que todos sabemos que va a suceder desde que nacemos.

Ayuda a que sepa cuanto amor deja, cuantos buenos recuerdos juntos quedan en tu mente, que legado deja en tu vida. Ayúdalo a soltar sus cargos de conciencia si los tiene, búscale soporte espiritual si lo requiere, dile cuanto lo quieres si nunca lo has hecho, y sobre todo hazle saber que estarás bien.

Que pasado tu periodo de duelo, seguirás tu vida manteniendo su recuerdo y viviendo feliz, para que se pueda marchar sin pena por dejarte.

Sólo es un “hasta luego” hagamos de él una oportunidad de aprendizaje, reflexión y sanación emocional. Hagamos de él una oportunidad de mirar de frente nuestro propio miedo a morir y soltarlo.

De manera que el día que nosotros mismos pasemos por ahí, lo podamos hacer sin sufrimiento.

Gemma Pitarch (Software Rojo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s