Qué hacer cuando estás en el abismo.

1476254294957_5342011

Por Carlos Muñoz-

Llamémoslo abismo, fondo del pozo, noche oscura del alma… vamos, lo que viene siendo una depresión como la copa de un pino. Y ahí estás, sin ilusión por vivir, paralizado, con esa compañera de viaje llamada tristeza. Te sientes todo el rato como si llevaras sobre tus hombros una montaña, pero es que lo que te pesa es la vida, TU VIDA.

Años y años de tomar decisiones que crees desacertadas porque ahora estás donde estás. Y quieres cambiar las cosas, pero sientes que te faltan fuerzas. Pero realmente ésta es una sensación instalada como consecuencia de que no ves salida a tu situación, porque crees que no eres capaz de solucionarlo por ti mismo.

¿Quieres cambiar las cosas? ¡¡¡PUEDES!!! ¿Cambiarán solas? ME TEMO QUE NO. Ten en cuenta que tu realidad la generas de forma automática (inconsciente) todo el tiempo. Lo que se manifiesta en tu vida depende directamente de la información inconsciente que tienes en “tu mochila”. Es por ésto que si tú no cambias nada en ti, todo lo que te pasa es un refrito continuo. Es verdad que si estás en presente puedes actuar fuera de tu programación incluso contradeciendo esa información, pero en cuanto te despistas un poquito y vuelves a la función “piloto automático”, toda la maquinaria inconsciente se pone en marcha de nuevo. Vamos, que es una batalla perdida a no ser que hagas cambios en tu Inconsciente para que la maquinaria cocreadora te muestre una realidad más amable o vivas predominantemente en presente.

Te sugiero 2 opciones:

  1. En primer lugar puedes TOMAR CONCIENCIA de cuál es el problema, identificar con qué información funcionas para haber generado tal realidad. Aquí se requiere un alto grado de honestidad para contigo mismo. Investigar en la historia familiar y ver si estás repitiendo algún patrón puede darte la satisfacción de la comprensión de lo que te pasa. Pero también te puedes referenciar en tu niñez y analizar cómo fue la construcción de tu mente cuando eras pequeño, y entender por qué funcionas como funcionas en la adultez. Después de detectar dónde está el problema (para arreglar algo hay que saber dónde está el problema) hay que ponerse manos a la obra y TOMAR ACCIÓN. Puedes hacer trabajos en tu Inconsciente a través de rituales, PNL, hipnosis, etc. Si estás demasiado paralizado empieza por pequeños pasos en la dirección que necesitas. Esas pequeñas acciones van a meter algo de energía en llevarte hacia donde quieres. Aquí no puedes tener prisa y si realmente comprendes que miles o millones de pequeñas decisiones a lo largo de tu vida te han llevado donde estás, ir en otra dirección puede necesitar de muchos pequeños actos… TEN PACIENCIA.
  2. Recuerda quien eres, vuelve a ser el niño que fuiste y mira la vida desde el corazón (ahí reside nuestra esencia, nuestra parte divina). Recupera tu capacidad de fascinarte por la increíble belleza e inteligencia que encierra todo lo que existe, enamórate de la vida e incluso mejor todavía enamórate de ti. Para cambiar tu percepción de esa manera tienes que dejar de funcionar con la mente (relegándola a tareas prácticas) y empezar a experimentar tu realidad desde la otra parte de ti, desde tu parte divina. Siempre estuvo contigo, acompañándote, y es ahora que dejas de enturbiar tu mirada del mundo con tus filtros mentales cuando se hace muy evidente su presencia. Aquí la ATENCIÓN es vital y saber discernir los mensajitos que te manda tu mente (siempre teñidos de miedo) de los que te llegan de tu Ser Esencial (certezas). Poco a poco te vas alineando con tu corazón escuchando tu intuición y vas recobrando lentamente la confianza en la vida y en ti mismo.

 

Recuerda 2 cosas importantes: aunque he hablado de tiempo y de paciencia, un cambio profundo puede llegar en tan sólo un instante. Y la otra cosa es saber que la depresión es tu aliada, es la manifestación de tu fricción interna entre lo que desea tu Mente Consciente y tu Mente Inconsciente, es el estímulo que necesitas para cambiar las cosas, así que bendícela. Al final entiendes que no hubo “errores”, que gracias a esas “equivocaciones” llegaste a multitud de aprendizajes y que es precisamente tu resistencia a vivir lo que estás viviendo lo que produce ese sufrimiento insoportable. Suelta, afloja, manda al carajo a las expectativas de tu Ego, deja de luchar y permítete arrastrar por la corriente hacia ese punto que tanto miedo te da, PORQUE PRECISAMENTE LLEGAR A ESE PUNTO ES LO QUE TE LIBERA.

Carlos Muñoz

One thought on “Qué hacer cuando estás en el abismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s