Dios sólo puede existir en el corazón.

-Por Gemma Pitarch.

Dios sólo puede existir en el corazón del hombre….

Como es arriba, es abajo.

Tan sencillo como observar el “misterio de la vida” en este planeta, para sentir como puede ser el misterio de la creación o eso que llamamos Dios.

Si observamos el desarrollo de un ser humano desde el mismo instante de su concepción, vemos que el óvulo ya fecundado, contiene en sí todo el potencial de manifestar forma,  la programación adecuada a la forma que ha de manifestar y el “aliento de vida” que lo empuja a desarrollarse.

Así antes de que surja la manifestación de la forma, debe haber “algo” que pueda ser manifestado.

A esto las tradiciones antiguas le han llamado infinito inteligente o PRESENCIA. Voy a usar éste último nombre porque da lugar a menos confusión, ya que el término “universo inteligente” se asocia frecuentemente con el concepto de “universo mental” y todavía quedan pasos para eso…

Lo primero es la PRESENCIA.

Mucho se ha hablado ya de que esa PRESENCIA, tiene un ritmo o flujo como de un corazón gigante. Como una marea de expansión y contracción sin polaridad, sin finitud, vasta y silenciosa, expandiéndose y creando universos, contrayéndose y replegando todo lo creado. Cada uno de estos pálpitos dura eónes y ahora somos producto de un palpito de expansión.

A este movimiento expansivo le asignan la energía del amor. El amor puede ser visto como un tipo de energía muy elevado, que hace que la PRESENCIA se empiece a transformar de potencial infinito no manifestado, a una forma concreta. “Todo es producto del amor”.

Lo primero es la PRESENCIA, lo segundo el AMOR…

Al igual que en la concepción, un “aliento de vida” no manifestado, se convierte en una primera célula humana a través de un acto de amor y empieza desde la unidad a multiplicarse así misma y expandirse, generando materia y mas materia, que sigue un patrón inteligente. A las 6 semanas de gestación ¡oh maravilla!, antes de que esté definida forma alguna, ni exista ninguna mente pensante o ninguna consciencia del “si mismo”, ya hay un corazón latiendo, dando impulso expansivo y alimentando la materialización de la forma.

Es una réplica perfecta de la PRESENCIA en expansión y todavía no hay mente por ningún sitio. La mente es una manifestación más de la forma en expansión, por eso es un tándem con el cuerpo (complejo cuerpo / mente).

Cuando la materia se ha manifestado gracias al amor, surge la CONCIENCIA. (conciencia de lo manifestado).

Al igual que en el desarrollo fetal, el cerebro es lo último que termina de formarse. Nacemos con un cerebro inmaduro que sólo tiene conciencia corporal ( conciencia de la materia manifestada ) pero no conciencia del yo soy, (que aparece mucho mas tarde sobre los 3 años de vida). Y junto con el desarrollo de esa conciencia del yo, surge la voluntad, el movimiento consciente y la experiencia de vida.

Así que:

-Primero es la PRESENCIA, ( lo no manifestado, el aliento de vida ).

-Segundo el AMOR Corazón, ( la concepción ).

-Tercero LA MANIFESTACIÓN, ( el latido expansivo, el desarrollo de la materia ).

-Cuarto CONCIENCIA de lo manifestado, ( el cerebro ya formado, consciente de la materia a la que pertenece).

-Quinto consciencia del YO SOY, MENTE UNIVERSAL, ( el yo soy ego ).

-Sexto VOLUNTAD de replicarse así mismo, cascada de manifestación, (experiencia de vida, libre albedrío, movimiento…)

-Y el séptimo día descansó …..

El ABSOLUTO y el AMOR están antes de la CONSCIENCIA y el YO SOY.

El ABSOLUTO sólo puede existir en el corazón del hombre, pues es su réplica a pequeña escala.

Cuando abandonas los conceptos, lo que ES permanece presente, eterno, amoroso, sin intención, sin dirección, sin voluntad … Pero esto no se puede comprender porque ES, antes que la mente SEA.

El hombre que vive identificado con su cuerpo, ha creado un Dios hecho a su imagen y semejanza, un Dios con forma de Hombre.

El hombre que vive identificado con su mente, ha creado un Dios hecho a su imagen y semejanza, un universo mental

El siguiente paso es ser consciente de la PRESENCIA del corazón….. Llegaremos.

Lo que nos mantiene dentro del ciclo de experiencias en éste universo, es la identificación con el yo y con la mente, el miedo a la desaparición de la consciencia del YO SOY.

Por eso es importante el contacto con la PRESENCIA, mas allá del YO SOY.

Sólo la práctica de acudir al CORAZÓN donde reside la PRESENCIA, donde no hay ninguna individualidad observando, nos va a permitir saber soltar nuestra consciencia individual con facilidad, al dejar el plano físico.  

Es la identificación con la mente y el miedo a la desaparición de la conciencia individual, lo que activa el libre albedrío y nos sujeta al ciclo de experiencias en éste universo de manifestación polarizada.

Aquí sí cuadra la teoría de “universo mental”, dado que esta identificación con la mente, es la réplica del YO SOY replicado, o LOGOS local, creador de este universo mental en el que estamos. La creencia en el universo mental es la programación que interesa al LOGOS local, para que permanezcamos aquí.

Recuerda la PRESENCIA es un latido, viene y se va de modo natural. Sólo la voluntad del YO SOY que activa el “libre albedrío”, puede retener nuestra parcela de PRESENCIA en este universo y sus leyes. Es ubicándonos en la PRESENCIA de nuestro corazón, que integramos todas nuestras partes y salimos de la polaridad, pues todas las partes emanan de ella.

La PRESENCIA ES, antes que la mente SEA.

Gemma Pitarch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s